Carga Aerodinámica

Estas últimas temporadas se viene hablando mucho sobre las salidas de los escapes, efecto Coanda y difusores soplados. Sin embargo poco se habla sobre qué es lo que los equipos intentan conseguir con los gases de escape. El último fin, claro está, es lograr apoyo aerodinámico, pero cómo hacerlo ya es algo más complicado… Vamos a introducirnos algo más en este complejo tema, en el que la altura de marcha de la parte trasera del monoplaza tiene vital importancia.

La creación de carga aerodinámica en un F1 es una tarea muy complicada y requiere pensar en el coche como un todo en lugar de la suma de sus partes. Cuando Red Bull comenzó a explotar el soplado del difusor con los gases de escape, enseguida notamos que su monoplaza rodaba con la parte trasera muy levantada. ¿Hay relación entre ambos aspectos? Claro que sí.
Primero, repasemos los pros y contras de rodar con una altura de marcha elevada detrás. Levantando la parte trasera, el monoplaza al completo está en mejor disposición para ofrecer apoyo, con forma de ala de avión pero invertida. El alerón delantero estará más cerca del suelo, lo que aumenta el efecto suelo, acelerando el aire que pasa bajo el alerón para crear una zona de baja presión que aspira al alerón contra el suelo. La parte inferior del fondo plano también trabaja mejor, pero el inconveniente está en que con mayor altura al suelo en la parte trasera, entra aire por los costados al difusor, disminuyendo su eficacia en una zona de baja presión.

Ahí es donde entran en acción los gases de escape, que dirigidos al hueco entre la rueda trasera y elfondo del coche, anula el efecto que los neumáticos traseros tienen en el flujo de aire de esa zona, creando una especie de falda que sella el difusor. Esta falda que crean los gases de escape a gran velocidad, actúa como una extensión de los costados del difusor evitando que entre aire en él y aumentando su volumen de expansión, lo que efectivamente se traduce en que trabaja como si fuera un difusor de mayor tamaño
El punto ideal de altura de marcha de la parte trasera de un F1 es por tanto un compromiso en el que el trabajo de los gases de escape para sellar el difusor es fundamental. Cuanto mejor sellen el difusor más altura de marcha podrán llevar en la parte trasera, por eso el Red Bull sorprendió en 2011 con su elevada altura cuando el soplado era más agresivo porque no existían límites para los mapas-motor y los escapes iban situados bajos.
Este año los efectos de los gases de escape no son tan notorios, pero los equipos siguen trabajando en ello, porque es un área en el que se pueden encontrar importantes mejoras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s